Tarraco Viva una estampa de Tarragona romana

Tarragona es una de las regiones de España más atractivas, además de la belleza de sus paisajes nos permite disfrutar de su rica cocina y la visita nunca estará completa sino hacemos el recorrido arqueológico y si hay tiempo y es mayo, pues ya sabes, disfrutar del Festival Tarraco Viva. Una de las más interesantes actividades que disfrutarás y única en el mundo que sirve a divulgación histórica de época romana de Tarragona.

Tarraco Viva ha logrado convertirse en uno de los eventos más esperados del año y que congrega no solo habitantes de Tarragona, Cataluña y el resto de España sino también del resto del mundo, que concurre a una exhibición de la historia que invita a la reflexión y el conocimiento del Patrimonio Histórico.

Continúa leyendo Tarraco Viva una estampa de Tarragona romana

Nuevo hallazgo en la Cueva de los Gallos Carboneros

Un nuevo hallazgo en la Cueva de los Gallos Carboneros, realizada por el Instituto Catalán de Paleoeoclogia Humana y Evolución Social (IPHES), en el término municipal de Mont-ral permitirá conocer cómo eran los ritos funerarios de la sociedad del neolítico, al encontrarse 200 restos humanos, y un collar formado por pequeñas conchas blancas.

Esta misma cueva fue escavada por Fernando Companys en el año 1.970 y recuperó algunas partes de restos humanos que se conservan en el Área de Prehistoria de la Universidad de Rovira i Virgili de Tarragona, siendo estudiados posteriormente. Continúa leyendo Nuevo hallazgo en la Cueva de los Gallos Carboneros

Foro de la Colonia

El Foro de la Colonia de Tarragona es uno de los vestigios que dejaron los romanos que en peor estado de conservación podemos encontrarnos. Situado en la Calle Lleida, entre los números 4 al 22, se puede visitar en cualquier momento, al formar parte de las estructuras al aire libre de la ciudad.

El Foro constituía una gran plaza porticada, alrededor de la cual se alzaban los edificios principales de la ciudad como la curia, los templos, la basílica, etc. El primer foro fue construido en el Siglo II antes de Cristo, pero los pocos restos que han quedado en pie, pertenecen al siglo I de nuestra era. Continúa leyendo Foro de la Colonia

Muralla romana de Tarragona

Los orígenes de Tarraco comenzaron como asentamiento militar romano que fue el origen de la futura ciudad de Tarraco. Una de sus primeras construcciones fue la Muralla romana de Tarragona entre los años 217 y 197 a.C. siendo en años posteriores cuando llegó a crecer en extensión y grosor cubriendo toda la ciudad hasta el puerto

Su longitud inicial se calcula que era de unos 3.500 metros, de los que en la actualidad se conservan 1.100 metros en la zona del casco antiguo, siendo una de las construcciones romanas más antiguas que existen fiera de Italia. Continúa leyendo Muralla romana de Tarragona

La Torre de los Escipiones

Tarraco, Capital de Hispania citerior (Tarragona) tenía su vía Augusta que comunicaba Gades y Roma y es en donde se encuentra enclavado uno de los monumento funerarios romanos más famosos. La Torre de Los Escipiones. A seis kilómetros de Tarraco.

Este monumento funerario tiene planta cuadrada y tres cuerpos superpuestos que decrecen en tamaño. En la zona intermedia hay dos figuras en relieve que representan a una divinidad oriental, Atis, que está asociada al culto funerario. Las dos figuras fueron identificadas como los hermanos de Escipion, General romano (235 a C – 182 a C). Aunque el nombre quizás se dio por error al confundir a los dos hermanos de Escipion con la divinidad Atis. Continúa leyendo La Torre de los Escipiones

Circo Romano de Tarraco

El Circo romano de Tarraco está situado cerca del foro, pero dentro de las murallas que tenían la ciudad en el Siglo I, cuando se construyó estaba el emperador Dominiciano (finales del siglo I)

Las medidas originales eran de 325 metros de longitud total, 105 metros de alto por 115 metros de ancho, la arena interior medía 290 x 75 metros, estando dividida por una spina de 190 metros de largo. La capacidad total era de 25.000 espectadores en 12 filas de asientos.

El Circo romano de Tarraco fue el último edificio que se construyó en la ciudad de Tarraco, estando destinado a la celebración de los ludi circenses, que eran las carreras de carruajes de cuatro caballos (quadriguae) o de dos caballos (bigae). El edificio estuvo en funcionamiento hasta el siglo V, e incluso hasta el VII en la época del rey visigodo Sisebuto. Más tarde llegó el periodo islámico y la recuperación de Tarraco por los cristianos en el siglo XII. Continúa leyendo Circo Romano de Tarraco

Puente del Diablo (Acueducto de les Ferreres)

Considerado por la UNESCO Patrimonio Mundial, el Puente del Diablo (Pont del Diable en catalán) o Acueducto de les Ferreres, es un acueducto romano que está ubicado a las afueras de la ciudad de Tarragona (Tarraco) que fue construido por los romanos  en el siglo I antes de Cristo y que tenía la importante misión de suministrar agua a la ciudad de Tarraco desde el río Francolí.

Visualmente nos recordará al acueducto de Segovia, pero con algunas diferencias, Está construido con sillares de piedras del terreno y unidos en seco, con dos pisos de altura dispuestos con once arcos en el piso más bajo y 25 en la parte más alta, y con una altura de 27 metros y una longitud total de 217 metros. Continúa leyendo Puente del Diablo (Acueducto de les Ferreres)

Anfiteatro de Tarraco

El anfiteatro de Tarraco data de entre finales del siglo I y principios de siglo II. Fue construido fuera de las murallas  de Tarraco al lado del mar, y entre la Vía Augusta y muy próximo al Circo y del Foro Provincial. El aforo era para 15.000 espectadores y fue construido por la parte de las gradas, sobre la ladera de un cerro para aprovechar la inclinación del terreno.

Sus medidas iniciales eran de 110 metros de longitud por 86 metros de ancho y la arena 60 metros por 38. En él se organizaban varios tipos de espectáculos, como lucha de gladiadores o luchas con animales.

El Anfiteatro de Tarraco fue construido en la época de Trajano o de Adriano, y fue una construcción muy importante para Tarraco al permitir disponer de un edificio para los juegos (ludi Gladiatorii). En la fachada están las puertas de acceso llamadas Triumphalis, o acceso a la procesión inaugural y Libitinensis (salida de los cuerpos muertos). En el anfiteatro también se celebraron los martirios de los primeros cristianos de Tarraco. Continúa leyendo Anfiteatro de Tarraco