Descubrimiento arqueológico en Tarragona: Un Ninfeo del siglo 1 d.C.


Las obras de reforma y mejoras entre las calles de Avenida de Ramón y Cajal y Calle de Colon sacaron al descubierto un importante hallazgo arqueológico de manera completamente casual, tratándose de una especie de culto dedicado a las ninfas, y una pequeña pieza escultórica con inscripciones.

El estudio de lo encontrado en la excavación apunta a que este lugar fue creado en el siglo I después de Cristo, siendo el primer ninfeo del cual se han encontrado los primeros restos. Los trabajos de excavación se realizaron por la empresa Codex en colaboración con la Universidad de Barcelona, poniendo al descubierto un total de 12 escalones limitados por unos pequeños muros laterales en donde se han localizado restos de pintura.

El descubrimiento arqueológico, ha quedado cubierto por unos elementos reversibles, para en un futuro transformar la zona en un lugar expositivo. Para hacernos una idea de lo que han encontrado, un ninfeo era un monumento de la antigua Grecia y Roma que se dedicaba a las ninfas, a las fuentes, las náyades. Eran manantiales situados en cuevas naturales, que según la tradición era la vivienda de las ninfas del lugar. Debido al significado de su procedencia, no era de extrañar, que con el paso de los años se convirtieran en fuentes públicas.

Te puede interesar:

Actividades culturales y de ocio en Tarragona

Radio taxi


Deja un comentario


(*) Requerido, Tu email no será publicado